La interseccionalidad como metodología de análisis social de las discriminaciones de género
La perspectiva de la interseccionalidad
Aborda la diversidad de prácticas existentes en materia de discriminación por razón de sexo, lo que permite reformular las políticas identitarias unidireccionales incorporando las discriminaciones múltiples. Discriminación que se produce debido a la intersección de dos o más factores. (Nuño, 2011)

CAnival_mask.jpg
En este artículo se abordará la interseccionalidad desde una perspectiva sociológica, es decir como una herramienta de análisis social. La interseccionalidad es una metodología para la investigación, que se basa en la siguiente premisa: la gente vive identidades múltiples, formadas por varias capas, que se derivan de las relaciones sociales, la historia y la operación de las estructuras de poder. Las personas pertenecen a más de una comunidad a la vez y pueden experimentar opresiones y privilegios de manera simultánea. (Revista Derechos de las mujeres y cambio económico. 2004)
Por ello, el objetivo del análisis interseccional es descubrir estas identidades y analizar las discriminaciones derivadas de estas combinaciones de identidades. Es decir, se trata de una perspectiva de análisis de género múltiple, y que no generaliza las discriminaciones para el conjunto de las mujeres tratado como un colectivo, sino que trata las individualidades y particularidades de cada identidad.

El análisis interseccional plantea que no debemos entender la combinación de identidades como una suma que incrementa la propia carga sino como una que produce experiencias sustantivamente diferentes.
(Revista Derechos de las mujeres y cambio económico. 2004)

De este modo, desde esta perspectiva, racismo, patriarcado, clase social, así como los diferentes contextos tanto históricos, como sociales y políticos…configuran diferentes formas de discriminación sexual hacia las mujeres, y por lo tanto han de ser analizados de forma diferenciada. Todas estas circunstancias configuran experiencias de discriminación únicas, que han de ser abordadas de forma separada. La perspectiva interseccional permite entender situaciones desiguales en todas partes del mundo en diferentes épocas históricas y contextos sociales, políticos y culturales. Esta metodología centra su análisis (o descentra su análisis)para poder tratar los contextos particulares, las experiencias específicas. Se trata, en definitiva, de analizar “las problemáticas de las mujeres en relación a la discriminación” no “la cuestión de la mujer”, como un sector homogéneo

La interseccionalidad es una estrategia que sirve para vincular las bases de la discriminación con el entorno social, económico, político y legal que alimenta la discriminación y que estructura las vivencias de la presión y del privilegio. La riqueza descriptiva de los análisis interseccionales arroja la luz sobre los distintos actores, instituciones, políticas y normas que se entretejen para intervenir en una situación dada.
(Revista Derechos de las mujeres y cambio económico. 2004)
Es decir, la experiencia discriminatoria de una mujer gitana con una situación económica excelente, no va a ser la misma que la de una mujer gitana sin recursos económicos.
Así, esta metodología de análisis social (o sociológico) ayuda a descubrir las diferencias y similitudes entre las discriminaciones hacia la mujer con el fin de establecer las condiciones necesarias para la igualdad.
Como enfoque metodológico y de investigación, es un análisis de abajo hacia arriba, de construcción de retratos teniendo en cuenta los distintos factores que influyen en la vida de las mujeres.
Desde el feminismo multicéntrico se da uso de esta metodología, incluyendo las perspectivas y experiencias de las feministas que provienen de diferentes grupos sociales, económicos, étnicos…despojándose de un esencialismo que abogaba por una interpretación reduccionista en los factores de discriminación e identificación social de las mujeres.

El concepto de conciencia múltiple se basa en la idea de que las personas no nacen con una identidad definida y establecida, sino con identidades múltiples, parciales, a veces contradictorias. La identidad nunca es definida, nunca se alcanza permanentemente, sino que es un proceso, un estado de constante y contradictorio devenir en el que participan tanto los contextos sociales como las voluntades individuales.
HARRIS, A. “Race and Essentialism in Feminist Legal Theory”. Stanford Law Review, 42, 3(1990), p. 584, en La Barbera

  1. El modo en que utilicemos la interseccionalidad siempre depende de nuestra posición,de nuestras necesidades y de nuestros objetivos. He aquí una lista de posibles usos: Al recoger datos empíricos y estadísticos acerca del impacto que tienen las políticas económicas sobre las mujeres, hay que indagar acerca de las experiencias de aquellas que pertenecen a sectores pobres, o a otros grupos étnicos, o a otros grupos particulares identificados.
  2. Hay que abogar por insertar cláusulas relativas a la "discriminación bajo múltiples causales" en la constitución nacional de cada país y en los mecanismos previstos por los tratados de las NNUU, y así crear espacios para que instancias jurídicas y legislativas puedan abordar en forma exhaustiva la singular discriminación que enfrentan mujeres en cuyas vidas se entrecruzan diversas identidades opresivas. Para poder contrarrestar la discriminación, primero hay que entender las causas que la originan.
  3. El respeto a nuestras distintas identidades y privilegios como mujeres nos permite construir nuestro poder como movimiento a partir de nuestra fuerza y de nuestra diversidad. Para ello, hay que asegurar que en nuestras agendas tengan espacio y voz mujeres de todas las identidades, lo cual quiere decir que podemos usar nuestro privilegio en forma estratégica. La identidad es un concepto relativo; en cada caso siempre estamos actuando desde cierto lugar de poder, trátese de nuestras vivencias o habilidades, o de nuestraclase, raza, edad o sexualidad. Podemos entonces trabajar hacia soluciones integrales y sólidas a partir de aquellos lugares en los que se entrecruzan nuestros (un tanto relativos) privilegios
  4. Al establecer las prioridades de un proyecto, hay que destinar recursos a los más marginados, quienes deben haber sido identificados previamente al analizar el entrecruzamiento de distintas formas de discriminación.
  5. Empoderar a quienes tienen menos acceso a recursos y al ejercicio de sus derechos y centrarse en los procesos que conducen a la pobreza y a la exclusión (proporcionando, por ejemplo, servicios básicos de salud, de educación, de seguridad y protección, o suministrando insumos y tecnologías agrícolas apropiadas) puede dar lugar a logros efectivos y tangibles en materia de derechos de las mujeres e igualdad de género. Para ello, desde el inicio de tu trabajo puedes ir haciendo las siguientes preguntas claves:

          • ¿Qué formas de identidad son básicas en la organización de esta comunidad (además del género, hay que tomar en cuenta la raza, la etnia, la religión, la nacionalidad, la edad, la casta, las habilidades)?
          • ¿Quiénes son las mujeres, las niñas, los hombres y los niños más marginados en la comunidad y por qué?
          • ¿Con qué programas sociales y económicos cuentan los distintos grupos en la comunidad?
          • ¿Quién tiene acceso a o control sobre los recursos productivos, quién no y por qué? ¿Cuáles grupos están más representados públicamente, cuáles menos y por qué?
          • ¿Qué leyes, políticas y prácticas organizativas limitan las posibilidades de desarrollo de los distintos grupos?
          • ¿Qué oportunidades tienen a su alcance los distintos grupos para poder avanzar?
          • ¿Qué oportunidades facilitan el impulso de ciertos grupos?
          • ¿Qué iniciativas abordarían las necesidades de los grupos más marginados o discriminados de la sociedad?
(Revista Derechos de las mujeres y cambio económico. 2004)

Para saber más sobre el tema:

    • Nuño Gómez, L. (2010) Igualdad y diversidad. IV Foro de Derechos Sociales. 84-104
    • La Barbera, M.C (¿?) Género y diversidad entre mujeres. 55-72
    • Muñoz Cabrera, P(2011)Violencias intersectoriales. CAWN. Honduras
    • Revista Derechos de las mujeres y cambio económico. Nº 9, agosto 2004
matruska.jpg

Belén Sanjurjo. 2011-2012